Atrás

Preparación del récord: a medio camino del cielo

Conoce en exclusiva cómo se gestó el último desafío de Francisco "Chaleco" López

La imagen quedará en la historia, un ENORME Chaleco levantando los brazos a 6.080 metros sobre el nivel del mar, consiguiendo así el récord de llegar hasta más alto que ningún otro rider sobre una moto eléctrica.

Sin duda una prueba durísima que requirió meses de preparación y que todos podrán conocer desde la perspectiva del hombre récord del momento: Francisco "Chaleco" López.

 

¿Cúando decidiste que subir el volcán "Ojos del Salado" tenía que ser tu próximo desafío?

Siempre he estado físicamente en condiciones. Es obvio que ya no corro el mundial de Cross Country ni el Dakar, pero siempre he estado planeando nuevos desafíos y este se nos ocurrió en septiembre cuando conseguimos las motos en KTM.

 

¿Cómo te preparaste para las condiciones que ibas a encontrar, porque a más de 6.000 metros de altura debe ser complicado hasta respirar?

Partimos trabajando el físico enfocada en la parte aeróbica. Fue clave aclimatarse a las condiciones que ibamos a encontrar, por eso fuimos a Copiapo unas semanas antes y llegamos hasta los 5.000 metros. A esa altura partimos caminando, trotando y anduve un poco en moto. Lo pasé pésimo, me sentí mal, dormí mal.

 

¿Te afectó la altura?

Sí, incluso hubo dos días donde no pude comer y andaba sin ganas de nada. Ahí es cuando de verdad te das cuenta toda la preparación que necesita los alpinistas. Es clave la aclimatación.

 

¿Cómo te entrenaste para superar las complicaciones?

Cuando llegamos a Santiago fuimos a la Clínica Las Condes para hacerme exámenes al corazón, de sangre, etc. Y terminamos entrenando la última semana con hipoxia. Que es un tipo de entrenamiento donde te ponen una mascarilla y te van quitando la cantidad de oxigeno para que se asemeje a las condiciones que íbamos a enonctrar en el volcán.

 

¿Fue este uno de los desafíos más complicados que has tenido en tu carrera?

Físicamente fue bien complicado, no son dos semanas de moto como en otras competencias, pero los nueve días que estuvimos ahí fueron súper intensos porque nunca me había sentido tan mal arriba de la moto. Había que andar super atento a dónde acelerar, dónde doblear y era complicado porque con la altura estás mareado y te cuesta respirar . Por eso fue una experiencia que nunca había vivido y jamás pensé que iba a ser tan difícil.

 

Me imagino que iban con todo un equipo de seguridad y médico en caso de que algo no saliera bien.

Sí, ibamos con un doctor de la Clínica Las Condes, con un grupos de sherpas que conocían muy bien la ruta. Además íbamos con dos buggies que nos íban acompañando en todo momento por si pasaba algo.

 

Con el récord ya conseguido, ¿existen otros desafíos en carpeta u otra objetivo que tengas en mente?

Me hubiese gustado llegar más arriba, pero había mucha nieve y eso nos frenó un poco. Pero se cumplió el objetivo inicial que era superar los 6.000 metros y por eso estamos muy contentos. Así que por el momento no tenemos nada visto porque estamos descansando y disfrutando del logro.

 

Y para que no te quedes sólo con las palabras de Chaleco, te dejamos un TREMENDO video donde podrás ver con tus propios ojos, lo difícil que fue la preparación para llegar a medio camino del cielo!!!